Nos dicen los expertos que en la selva peruana hay 350 variedades de frutas que no se conocen en la capital. Desde que escuché esto, hace muchos años, he andado, sin querer, persiguiendo nuevas frutas e imaginándome cómo el mundo podría disfrutarlas.

Todo comenzó en 1977 cuando estuve en la localidad de Coina, La Libertad y unos niños, con expresión traviesa y mirándome a los ojos, me invitaron a comer una fruta que nunca había visto. Su mirada pícara me alertó que lo que estaba en mis manos era algo especial.

Piel delgada amarillenta. Pulpa blanca jugosa y sólida. Sabor a una mezcla de pera y chirimoya, quizá una pizca de plátano también. Pepitas parecidas a la de chirimoya, pero más pequeñas. Muy delicadas. Pensé en bombones que la naturaleza nos regalaba vestidos de fruta.

Pasaron muchos años y nunca conocí a alguien que hubiera comido, ni visto; más de una vez dudé de mi recuerdo aunque sigue vivo. Pero un día volví a Trujillo y en el mercado encontré una señora que era de Coina, me contó que una vez por semana trae esta fruta divina; poquitas porque no resisten el viaje. Yo digo: ese es mi Perú.

Hoy quiero trabajar (para mí el trabajo es diversión) para que muchas poblaciones rurales puedan aprovechar su fruta y hacerla llegar a Lima de la manera más apropiada para cada fruta, de acuerdo a la geografía y las distancias: en almíbar, acaramelada, abrillantada, cristalizada, en pulpa congelada y no sé qué más. Me imagina muchas noruegos y dinamarqueses disfrutando daiquiris de frutos de la selva peruana.

Durante muchos años he hecho experimentos y he logrado producir mermeladas con el sabor y el aroma de la fruta madura. Ahora estoy, mejor dicho el equipo y yo estamos investigando para producir gajos de mandarina en almíbar. Creo que las mandarinas peruanas son las más ricas del mundo.

Nita Tortosa


Mermelada de Mandarina con Cáscara
Frutas Confitadas, deshidratadas y cristalizadas,
Mandarinas y naranjas cristalizadas Platanos confitados Frutas confitadas Coco confitado
Bastones de piña Piña confitada Bastanos de papaya Kiwi confitado
Mango deshidratado Frutas confitadas en una elegante confiteria de Ginebra - Suiza